La luna de miel ideal

Una vez pasado el importante día, tú y tu pareja debéis pasar una luna de miel absolutamente preciosa para disfrutar de la felicidad de ser una pareja casada.

Una luna de miel bien planificada, conlleva una lista de cosas por hacer, y saber qué llevar y qué dejar atrás es un dilema en sí mismo. Pero no te preocupes, aquí tienes un par de recordatorios para mantenerlos a raya mientras planeas la mejor escapada de tu vida.

Cómo Planear una luna de miel

¿Adónde se dirige?

Seleccione con cuidado las opciones para conocer las condiciones nuevos destinos. Hay que elegir que meteorología quieres. Compra un chubasquero. El sol brilla, así que lleva un sombrero. ¿Tienes un poco de frío? Prepara tu papel de pergamino favorito. Vayas donde vayas, asegúrate de llevarla en la maleta por si la necesitas. En caso de emergencia, preste atención a los cambios de tiempo en todo momento.

Sabores y velas

Si estás planeando una luna de miel en completa relajación, empaca un par de velas perfumadas y gel de jabón para sumergirte en un lujoso baño y poner tu mente a gusto.

La línea con la lencería

Sería un crimen en sí mismo no mencionar la ropa interior de luna de miel y la ropa de dormir. Acentúa tu belleza vistiéndote con encaje y satén, de noche y de día, con una selección de lencería de novia. Aquí hay algunos consejos sobre cómo empacar para su exquisita aventura.

Un delicado sujetador de encaje y un conjunto de slip: Push-up o multidireccional, elige un conjunto que te proporcione apoyo y que también muestre tu brillo post-boda.

  • Un albornoz suave: ¿Quién iba a pensar que la ropa de novia por la noche podría ser tan sensual? Búrlate de tu pareja con materiales suaves adornados con intrincados diseños de encaje.
  • Un juego de muñecas bebé: Sea una visión en blanco marfil suave o una belleza de color; no puedes equivocarte.
  • Una camisa: relájate en un mar de sedosa dulzura mientras buscas lo mejor.

Manténgalo cómodo

Viajar largas o cortas distancias puede ser agotador. Empaque ropa de viaje cómoda para que pueda dejar sus preocupaciones en casa, y disfrutar de un placer ininterrumpido con su pareja. Combina tu ropa favorita con una gama de sujetadores y bragas de algodón para experimentar el epítome de la comodidad.

La luna de miel es la oportunidad perfecta para disfrutar del entusiasmo post-boda y de la compañía de su pareja. Celebrar la maravillosa unión de una manera que dejará recuerdos en los años venideros. Por lo tanto, independientemente de donde vayas y de lo que empaques, recuerda concentrarte en tu pareja y en ti mismo; lo que lleves puesto es sólo un bono adicional (pero aún así indudablemente importante).

LO ÚLTIMO

Katy Perry, recomendaciones de la cantante para salud y belleza

Siempre decimos que las famosas, ya sean cantantes o actrices, son un buen espejo en el que mirarnos para descubrir trucos y...

Mujeres diabéticas, síntomas y riesgos

La diabetes es una enfermedad que puede aflorar en cualquier momento de la vida y que afecta a los dos sexos por...

La camisa blanca, básico de básicos

¡Feliz semana amig@s! A punto de acabar el mes de enero,  la normalidad vuelve a lo cotidiano dejando atrás los días de...

Melena perfecta: los consejos de Selena Gomez

Selena Gomez es la voz de una generación, una cantante que no solo destaca sobre el escenario o ante las cámaras por...

Actividad Física = Plenitud Sexual

Sin duda la actividad física es fundamental para la salud del ser humano, como también lo es gozar de una vida sexual...

RECIENTES