Cómo cuidar y hacer una limpieza de cutis profesional en casa

Descubre cómo conservar tu apariencia saludable y vivaz a pesar del paso del tiempo haciendo una limpieza de cutis desde casa. Para mantener la belleza que duren en el tiempo requiere un cuidado y una dedicación. Cada tipo de piel debe ser nutrida y también hidratada para retrasar los signos del envejecimiento.

Se considera que una piel sana es aquella que palpablemente no presenta imperfecciones; se ve radiante, pero no brilla, se siente suave al tacto y no presenta arrugas o líneas en exceso.

Pasos para limpiar tu cutis desde casa

Los pasos a seguir para mantener una piel saludable son muy simples, pero requieren de perseverancia, para extender los resultados y mantener la piel limpia, brillante y saludable.

Paso 1. Limpieza facial.

Una limpieza de la cara, aunque sea para quitar el maquillaje, servirá para adaptar todo tipo de impurezas causadas por el polvo y el ambiente.

Sin importar si no hemos salido de casa o si nos hemos duchado hace 10 minutos, la limpieza facial eliminará todo lo que el agua no sea capaz de eliminar.

A través de la limpieza eliminaremos las células muertas y prepararemos la piel para que absorba totalmente las cremas y lociones que usaremos más tarde.

Además de esto coopera en combatir y prevenir los hongos y las bacterias.

Dependiendo del tipo de piel que tengas, puedes elegir entre crema, emulsión, aceite, espuma o leche limpiadora.

Instrucciones de uso: Distribuya el producto de limpieza por todo el rostro. Déjelo actuar durante 2 o 3 minutos y retírelo con un algodón empapado en agua tibia.

Paso 2. Tonificación de la piel.

En una piel congestionada, la tonificación ayuda a cerrar los poros abiertos, normalizar la piel con manchas y preparar la piel para los tratamientos posteriores.

En función del tipo de piel que tengas, puedes elegir entre una fórmula tonificante o refrescante para la piel normal o seca, o una fórmula astringente para la piel grasa.

Instrucciones de uso: Empapar un algodón con el tónico elegido y aplicarlo golpeando suavemente en el rostro.

Paso 3. Humectación Hidratación Nutrición.

Los tratamientos con cremas y lociones hidratantes y nutritivas completan el proceso del cuidado facial regular.

En este sentido, los productos hidratantes se identifican por preservar la humedad de la piel, los hidratantes proporcionan agua a la piel; los nutritivos proporcionan los componentes precisos para que la piel recupere los nutrientes que se han perdido con el paso del tiempo.

Se recomiendan las cremas nutritivas para pieles secas o con tendencia a arrugarse.

Dependiendo del tipo de piel que se tenga, se puede elegir entre cremas, lociones o emulsiones; humectantes, hidratantes y nutritivas.

Instrucciones de uso: Distribuir el producto elegido sobre el rostro, masajeando hacia arriba. Dejar que penetre en la piel.

No enjuagar. Espere al menos 2 horas antes de lavarse la cara o bañarse.

LO ÚLTIMO

Katy Perry, recomendaciones de la cantante para salud y belleza

Siempre decimos que las famosas, ya sean cantantes o actrices, son un buen espejo en el que mirarnos para descubrir trucos y...

Mujeres diabéticas, síntomas y riesgos

La diabetes es una enfermedad que puede aflorar en cualquier momento de la vida y que afecta a los dos sexos por...

La camisa blanca, básico de básicos

¡Feliz semana amig@s! A punto de acabar el mes de enero,  la normalidad vuelve a lo cotidiano dejando atrás los días de...

Melena perfecta: los consejos de Selena Gomez

Selena Gomez es la voz de una generación, una cantante que no solo destaca sobre el escenario o ante las cámaras por...

Actividad Física = Plenitud Sexual

Sin duda la actividad física es fundamental para la salud del ser humano, como también lo es gozar de una vida sexual...

RECIENTES